Productos ibéricos



El jamón ibérico

El jamón de Ibérico de bellota, una de los poductos más apreciados de la gastronomía española. Procede de cerdos de raza ibérica pura alimentados con bellota en su fase de engorde o montanera.

Es una característica genética, Única en su especie, la que otorga al cerdo ibérico sus apreciados valores culinarios. En ellos las grasas se pueden infiltrar en sus fibras musculares, lo que otorga a sus carnes una jugosidad y texturas muy características.

En la fase final de engorde, la época de la montanera , cuando la dehesa da su cosecha de bellotas, los cerdos se alimentan de estas y de las hierbas del campo. Gracias a esta alimentación se consigue la extraordinaria calidad del Jamón Ibérico de bellota.

Los jamones y paletas se maduran en secaderos. Y los maestros en la salazón y curación de las patas velan por las piezas durante más de dos años.
Los jamones y paletas llevan como ingrediente Único sal. El tiempo y las condiciones ambientales logran la maduración que da lugar ase obtienen las piezas ibéricas más apreciadas.

Denominación de origen

Los organismos reguladores se encargan de otorgar el certificado de denominación de origen del jamón ibérico, el cual garantiza que tanto la crianza como la producción del mismo se hayan realizado bajo las normas más estrictas de calidad.
Los productos y derivados cárnicos amparados por una Denominación de Orígen o Específica proceden de razas de ganado adaptadas al medio natural, cuyas condiciones de alimentación, manejo y elaboración están reguladas en el respectivo reglamento, con el objetivo de obtener productos de alta calidad.
Cada denominación de origen del jamón ibérico sigue una normativa de calidad que hace referencia al tiempo de curación, a la pureza racial, al despiece practicado, a las propiedades organolépticas del producto final, y a otros factores como el peso de los animales o el etiquetado.

Existen cuatro denominaciones de origen:
Denominación de origen

Huelva

: Cerdos criados en las zonas de dehesa de las provincias de Huelva, Cádiz, Sevilla, Córdoba, Málaga, Cáceres y Badajoz, y elaborados en uno de los 31 municipios de la comarca onubense de La Sierra. Los jamones son estrechos y alargados con tonos grisáceos o blancos en el costado. En su punto de maduración ideal, la carne es rosada y el sabor exquisito.
Denominación de origen

Guijuelo

: Los cerdos deben de haber sido criados y engordados en diversas comarcas de Zamora, ávila, Segovia, Cáceres, Badajoz, Sevilla, Córdoba, Huelva, Toledo y Ciudad Real, si bien el centro de elaboración se reduce a 77 municipios cercanos a Guijuelo, al sur de Salamanca. Los jamones con esta denominación también son poco salados y con un aroma muy intenso como resultado de un largo período de maduración. Tiene un color rosado intenso y una grasa con tonos dorados.
Denominación de origen

Dehesa de Extremadura:

Los derdos habrán sido criados en las dehesas (bosque de encías y alcornoques) cacereña y pacense, concretamente en 45 municipios de Cáceres y en 40 de Badajoz de las comarcas de Sierra de San Pedro, Gredos, Sierra Montánchez, Ibor-Villuercas y Sudoeste de Badajoz. Estos jamones se caracterizan por ser poco salados, con una carne muy rosada y blanda, lo que da como resultado un agradable aroma y sabor.
Denominación de origen

Los Pedroches

se limita a una zona de microclima particular con dehesa, situada al norte de Córdoba, y son los productores de 32 municipios los que pueden obtener el sello de calidad. Sus jamones se caracterizan por tener muy poca fibra y una grasa muy brillante que combina a la perfección con el color rosado de la carne, dando como resultado una explosión de sabor ibérico en el paladar.

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra la política de cookies, aquí Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +